2 x 1 = Rijswijk y Voorburg

Un día soleado en los Países Bajos siempre es motivo de celebración. Y si soy sincero, a mí también me invade esa histeria colectiva que se adueña de los habitantes de este país cada vez que sale el sol. Así que, ni corto ni perezoso, me monté en la bici y pedaleé hacia lo desconocido. No, no acabé en Noruega (lástima), sino en Rijswijk y en Voorburg, dos pequeñas ciudades (bueno, yo las consideraría pueblos, pero es que crecí en Madrid) situadas entre La Haya y Delft. Están a escasamente cuarto de hora en bici y bueno, como Delft lo tenía muy muy muy muy visto, me desmonté a ver qué encontraba. ¡Dentro entrada!

Mira que solazo.

Mirad que solazo.

Sigue leyendo

Anuncios

Vredespaleis (Palacio de la Paz)

Total, que volviendo de Scheveningen, como tampoco tenía muy claro cual era el camino de vuelta, acabé pasando por Johan de Wittlaan. No, la calle no es un atractivo turístico de La Haya, pero en el medio de la carretera están las banderas de todos los países miembros de las Naciones Unidas y me acerqué a ver dicho espectáculo.

Paleis10

Según parece, en esta calle hay muchos edificios a tener en cuenta, incluyendo el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, la embajada de Irak, hoteles de 5 estrellas y demás. Bueno, pues en lo que más me fijé fue en el World Forum Center, algo así como un centro de convenciones. Probablemente porque era lo único que estaba abierto (era domingo después de todo).

Sigue leyendo