Delft (II)

Hace ya un mes, toda Holanda estaba cubierta de nieve. Si bien acaba convirtiéndose en un verdadero engorro cuando pasa a ser hielo con tierra, la mayoría de las ciudades holandesas se convierten en ciudades de postal. Aprovechando que una amiga que se iba en pocos días nunca había ido a Delft, nos fuimos a verlo nevado. Esta era ya la segunda vez que visitaba la ciudad, así que a nivel turístico no podía ofrecerme nada nuevo. O eso pensaba.

image

To’ fashion el parquímetro.

Sigue leyendo

Anuncios

Delft (I)

Ya le iba tocando una entrada a la ciudad vecina, ¿no? Delft está como a unos 8 kilómetros de La Haya pero no se parecen demasiado entre sí. Delft es más pequeño, y de hecho parece estar orientado a eso, a ser una especie de pueblito turístico (aunque es una ciudad como Dios manda) con canales e iglesias. Sin embargo, el IKEA más cercano a la redonda precisamente está precisamente en Delft (y por ello siempre ocupará un lugar especial en nuestros corazones), así que realmente durante tu erasmus una visita a IKEA (y a Delft si sobra tiempo) es más que obligada.

Yo destiné un día entero a IKEA y otro a la ciudad de Delft en sí, y por eso pude verlo con la mayoría de tiendas abiertas y gente en las calles. Digamos que lo más conocido de Delft, aparte de los canales (que hay para aburrir, claro está) es Vermeer (que, por si alguien no lo sabía, nació allí). Pero en fin, vamos al lío.

Sigue leyendo