Despedida / Entrada final

Bueno. Pues sí. Ha llegado el momento de escribir la temida última entrada del blog. He retrasado el momento en la medida de lo posible, pero tras haber relatado la primera parte de mi verano así por la cara, toca escribir. Así que, mientras lees esto, puedes imaginar una música triste de violines sonando de fondo, por aquello de ponernos en situación. Porque la entrada número 100 será también la última.Vamos allá, de una vez por todas, con el discurso final.

Final

Sigue leyendo

Anuncios