Bruselas (II)

Seguimos en Bruselas. En la primera parte de esta crónica nos quedamos en la tienda de Tintín (se pronuncie como se pronuncie), y aún nos quedaba mucho por ver de la capital belga. Estábamos bien preparados: ya habíamos comido, el tiempo era relativamente bueno, estábamos en el centro de la ciudad y podíamos ir a cualquier sitio en metro. Veamos pues cómo nos fue el día y cómo volvimos a La Haya (Alerta: más transporte público belga).

Bruselas11

Sigue leyendo

Anuncios