Gouda (II)

Y por fin conseguimos salir de aquella iglesia. Gouda, como ya se dijo en la primera entrega, es un pueblo (¿ciudad?) muy curioso y no tiene supermercados, sólo tiendas. Así que mientras nos dirigíamos hacia el siguiente destino, ya nos dieron la vuelta de rigor por la plaza mayor. Se agradeció bastante también que no lloviera (es Holanda, al fin y al cabo) y que hiciera una temperatura más/menos soportable.

En la plaza mayor estaba el ayuntamiento. Y ya. No, lo digo literalmente, es una plaza con muchas cafeterías y en el centro, separado cincuenta metros de cualquier cosa, el ayuntamiento. Aunque ese día también había un autobús británico a su lado (así como quien no quiere la cosa, a lo mejor era un grupo de británicos haciendo un tour).

Sigue leyendo

Anuncios

Gouda (I)

Debo decir ante todo que si bien Gouda es una ciudad muy bonita, es muy aburrida. Vamos, que tiene muchas actividades histórico-cultural-gastronómicas por hacer, pero luego no encuentras ni un sólo supermercado / tienda del siglo XXI (quizás Gouda en realidad es todo un negocio turístico y nadie vive allí, ni idea). Y sin embargo, si es tan aburrida, ¿por qué va a haber seguro una segunda parte? Porque hay bastantes cosas que contar de la visita a Gouda.

Para empezar, la visita fue organizada por nuestra querida Jagse Jogueskul. Digamos que todos los estudiantes de intercambio tienen que completar y aprobar una interesantísima (y obligatoria) asignatura llamada “Introducción a la Cultura y Sociedad Holandesa” que básicamente trata de asistir a powerpoints sobre Holanda y excursiones a distintas partes del país. Sé que parece muy entretenido, pero cada uno de los powerpoints merecería su entrada aparte de lo inútil que es.

Sigue leyendo

Remember nº1: Boat Tour en La Haya.

De Haagse Hogueschool, siempre tan comprometida con los alumnos, decidió invitarnos a todos los Erasmus a un tour en barco por los canales de la ciudad con motivo del periodo de introducción (que duró algo así como dos semanas). Nos salió bien la jugada y nos hizo calor y todo (imagina un tour en barco lloviendo). En general estuvo bastante bien, aunque ya al final se hizo bastante largo. Pero oye, al menos podías tomar el sol.

Fotos hechas con mi teléfono móvil. Y la verdad, teniendo en cuenta que el barco no se paró, han quedado relativamente bien. También es digno de mención nuestro guía Theo, a pesar de que no hablara en voz alta (o al menos al nivel español).

Sigue leyendo

Buscando casa en La Haya

Y así es cómo dejas todo apalabrado (bueno, tienes que pagarles el seguro a terceros, pero no voy a contar cómo se hace una transferencia bancaria) con The Hague Hogueschool. Pero claro, ahora toca encontrar una vivienda digna en tierras holandesas. Para ello, cuentas con dos alternativas:

1. Buscarte la vida y un piso en alquiler. En esta alternativa puedes o bien viajar allí para buscar pisos en alquiler “den huur” como un desesperado o fiarte de los anuncios de las webs holandesas, como Kamernet (en un perfecto holandés/neerlandés).

2. Buscarte la vida recurriendo a Duwo. Duwo es una empresa holandesa que cuenta con varias casas repartidas por todo el país y las destina únicamente a extranjeros. De esta forma supuestamente tienes garantizada una habitación cerca de tu universidad con un mínimo de confianza (vamos, que no deberías entrar en tu cuarto y descubrir que no hay luz, ni agua, ni techo).

Yo recurrí a Duwo. Lo cual me llevó de nuevo a todo un proceso burocrático de rellenar formularios en inglés, recibir y contestar mails y reunir documentación necesaria. Lo cual me pareció absurdo teniendo en cuenta que Duwo está “asociada” con las universidades de La Haya.

Sigue leyendo

Papeles y más papeles (II)

Supongamos que ya estamos en Febrero y que, tras haber enviado la primera tanda de papeleo, te han concedido la beca Erasmus a alguno de los destinos que pediste. Tras el subidón de felicidad que experimentas, luego te vuelve a asaltar la incertidumbre: ¿y ahora qué hago? Ahora, amig@, te toca vértelas con tu universidad de destino. O lo que es lo mismo, rellenar más formularios pero en inglés.

En mi caso, dicha universidad fue De Haagse Hogueschool, The Hague University of Applied Sciences, o la Universidad de la Haya, como prefieras. En la Complutense, tus datos son enviados a la universidad de destino para que contacten contigo y te digan cómo inscribirte y esas cosas. Pero claramente yo no iba a tener esa suerte. Así que básicamente cuando les escribes un poco mosqueado, te envían dos pdf: una guía académica con la friolera de 69 páginas (y sólo cuarenta de ellas tratan de las asignaturas) y una serie de normas que tienes que cumplir en los Países Bajos al hacerte fotos de carné. Afortunadamente, las normas son parecidas a las de España, por lo que no tendrás que tirar tus fotos anteriores (el fotomatón, ese gran amigo nuestro).

Sigue leyendo