Una barba en Torremolinos

Esta entrada no estaba ni siquiera planteada, pero allí me encontraba yo empezando mis vacaciones en Torremolinos (Málaga) cuando me di cuenta de algo ciertamente curioso: había muchísimos turistas holandeses. ¿Que cómo supe que no eran de otros países? Porque hablaban un idioma que parecía una mezcla entre inglés y alemán (véase la sección de Vocabulario básico) y porque tenían sus propios lugares de encuentro y diversión. Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí van unas pocas, para convencer a todo el mundo.
Sigue leyendo

Anuncios