Madurodam, aventura en miniatura

En mi desesperada necesidad de visitar todo lo posible de La Haya, pasé los últimos días en la ciudad a pleno rendimiento, sin perder un instante. Había mucho que ver aún, mucho de lo que despedirse, nuevas calles por las pasear en tu bici. No hace falta pasar mucho tiempo en una web de turismo de La Haya para que aparezca Madurodam, que viene a ser algo así como un parque temático de maquetas de diferentes edificios representativos de los Países Bajos y de la cultura del país en general.

Como el precio de la entrada era de 15 euros, intenté retrasar la visita todo lo posible (o esperar a que alguien lo visitara y me dijera enfadado que no valía la pena). Sin embargo, Julio estaba llegando a su fin y me embargó un sentimiento de ‘ahora o nunca’. Finalmente, conseguí un descuento de 1’50€ sobre el precio del ticket (buf, descuentazo) y, usando de excusa una visita a la playa, me dirigí hacia Liliput.

Maduro2

El Binnenhof a escala.

Yyyyyy desde el otro lado.

Yyyyyy desde el otro lado.

Sigue leyendo

Anuncios

Puro turisteo en La Haya

Me di cuenta, a finales de mi estancia Erasmus; que había llenado el blog de fotos de diferentes partes de los Países Bajos, e incluso había escrito entradas sobre otros países (como Alemania, Polonia o Hungría). Sin embargo, había muy pocas entradas dedicadas a lo típicamente turístico de La Haya, que era mi residencia holandesa.

Y eso estaba muy mal. Por eso, cogí mi fiel cámara de fotos digital y me di un paseo por el centro de la ciudad, haciendo fotos a monumentos que ya me sabía de memoria. Tengo la teoría de que nuestra ciudad natal es la que menos conocemos por el simple hecho de que “siempre estará allí”, y nos centramos más en aquello que nos pilla más lejos, lo desconocido. Y por eso retrasé estas fotos hasta los últimos días. Soy así.

Turisteo8

Sigue leyendo

Panorama Mesdag

Considerado uno de los sitios de interés más curiosos de La Haya, el Panorama Mesdag es un edificio lleno de la obra del pintor neerlandés Hendrik Willem Mesdag, que se dedicaba a pintar cuadros sobre el mar, los marineros, la costa… vamos, muy polivalente (aunque claro, en Holanda no vas a pintar montañas). 

Situado cerca de la zona de las embajadas de La Haya (zona glamourosa y elegante que poco tiene que ver con mi antiguo barrio), la entrada al Panorama Mesdag cuesta unos 7 euros (que no pagué gracias a mi querida Museumkaart) y se compone de unas cuatro habitaciones con diferentes cuadros de nuestro querido amigo Mesdag, y de un pequeño pero intenso segundo piso que contiene su obra maestra y la única razón de peso para visitar la exposición.

Sigue leyendo

Qué arte tiene la KABK

El blog sigue vivo. He estado de vacaciones (se intuía, ¿verdad?), y para qué mentir, he dejado el blog un poco abandonado en un segundo plano. Pero no pasa nada, aún quedan unas cuantas entradas más para que el blog esté definitivamente terminado (petar los servidores de WordPress ya es una rutina para mí). Vamos allá.

En esta ocasión le toca a la ‘cabecá’, oficialmente conocida como la KABK (Koninklijke Academie van Beeldende Kunsten, o Academia Real de Arte) es otra universidad de La Haya, que aunque no pueda competir con la Haagse Hogeschool en glamour (barriendo para casa, ejem, ejem) es la mejor alternativa para estudiar cualquier carrera relacionada con las artes. Situada en el centro de la ciudad, fuimos a visitarla porque los estudiantes del último año organizaban una exposición de sus trabajos finales llamada ‘Blood Sweat Tears Diploma’. Y como no hay nada que nos guste más que el alternativismo (queda patente en el blog con las diversas entradas de visitas a museos), allí nos fuimos.

"Construcción"

“Construcción”

Sigue leyendo

La Haya se transforma en…

La Haya está que no para últimamente. Si algo me asombra de la cultura holandesa es lo mucho que les gusta organizar eventos y actividades: conciertos al aire libre, festivales, mercadillos… cuando menos te lo esperas. La ciudad se ha animado con el verano (bueno, con su equivalente holandés de 15 grados y lluvias ocasionales), y cada día aparecen folletos o eventos en Facebook con cosas por hacer, lo cuál se agradece; ya que tras haber hecho todos mis exámenes, ahora dispongo de una cantidad ridículamente exorbitante de tiempo libre.

Aquí van tres diferentes iniciativas que han llamado mi atención, pero obviamente, no son las únicas. Por sí solas no pueden llenar una entrada, así que las junto en un pack de tres, como los pimientos en el súper. ¡Vamos allá!

Sigue leyendo