Keukenhof

Bueno, pues una vez más, la asignatura de Introduction to Dutch Culture and Society nos obligó a… un momento, ¿no habíamos acabado ya con la dichosa IDCS? Pues sí, pero como nos gustaba la excursión que les proponían a los del segundo semestre, nos agregamos. Desde aquí pedimos perdón a aquellos que se quedaron sin plaza por nuestra culpa, pero era demasiado irresistible como para dejarlo ir. Su excursión era apetecible y la íbamos a hacer de todas formas, pero oye, si la universidad pone el bus y la entrada, pues mejor que mejor. Y así, nos embarcamos en una aventura hacia el Keukenhof, un parque de flores de más de 32 hectáreas de extensión.

Las fotos ligeramente desenfocadas son mi especialidad.

Las fotos ligeramente desenfocadas son mi especialidad.

Keukenhof es una especie de parque temático dedicado enteramente a las flores. Situado entre las ciudades holandesas de Lisse y Hillegom (cerca de Leiden), abre un determinado número de días al año debido a que su mayor atractivo turístico (los tulipanes) florecen entre abril y mayo. La entrada es de pago (si no recuerdo mal unos 15 euros, una auténtica burrada) y por lo tanto, merece la pena ir pronto para estar todo el tiempo posible allí. Nos apuntamos porque así podríamos ver tulipanes de una vez por todas, lejos de las floristerías o supermercados. Otra opción era ir en bici hasta los campos de cultivo, pero la mayoría somos demasiado vagos.

Keuk2

Keuk3

El día de nuestra visita fue bastante lluvioso, pero vamos, ya ni nos sorprendió. Keukenhof se compone de varios campos gigantescos llenos de flores y árboles. Aunque tienen flores de todo tipo (y color), el mayor atractivo turístico son obviamente los tulipanes holandeses, también disponibles en todas sus variedades. La gracia del parque es que suele combinar unas flores con otras, y las praderas se llenan de colores vivos que contrastan con el gris ‘día-de-lluvia‘ de Holanda, marca de la casa. Entre tantas flores nos encontramos de vez en cuando con fuentes y lagos (cisnes incluidos), casetas y laberintos hechos de arbustos.

Keuk4

Keuk5

This tulipán is on fireeeee ♪

This tulipán is on fireeeee 

Combina estos atractivos naturales con una zona ‘granja-escuela’ (con vacas, conejitos, cabras y ovejas para toquetear) y distintas obras de arte contemporáneo (léase esculturas surrealistas repartidas por todo el parque) y obtienes el Keukenhof. Por todo el parque hay repartidos distintos restaurantes y puestos de comida, por si quieres completar la jornada holandesa y comer queso / wafels, o simplemente tomarte algo. Son exageradamente caros, así que casi mejor traerse la comida de casa.

Keuk7

Keuk8

Keuk9

En general Keukenhof no da para mucho más. El plan básico consiste en recorrer el parque de cabo a rabo disfrutando de los distintos tipos de flores, mientras te paras en la zona de los animales para acariciarlos un rato y te tomas algo en alguna cafetería. También es posible aprenderse la nada emocionante información sobre el parque y las flores, y por supuesto, visitar la omnipresente tienda de regalos (te rogamos, óyenos); que vende cualquier cosa en la que se pueda dibujar un par de tulipanes y/o el logo del parque. También venden bulbos de tulipanes, aunque ya no sea temporada.

"Algún tendré un cisne de mascota y lo llamaré Natalie Portman" - Yo, que estaba inspirado.

“Algún tendré un cisne de mascota y lo llamaré Natalie Portman” – Yo, que estaba inspirado.

Keuk11

Sí, al final de la visita descubrí que mi cámara también tenía un útil modo Macro.

Sí, al final de la visita descubrí que mi cámara también tenía un útil modo Macro.

Y esto es todo. Sé que esta entrada tiene la misma profundidad narrativa que un mensaje de Whatsapp (bueno, ni que el resto fueran Premios Planeta), pero realmente no hay mucho que se pueda contar: son flores. Como último consejo, recomiendo tener cuidado con los días de apertura (puedes ir en Abril y que no haya florecido nada o a finales de Mayo y que ya se estén marchitando). También siento la sobrecarga de fotos, pero intenté crear una galería siguiendo los útiles consejos de WordPress y el resultado final me pareció simplemente desastroso. Y como siempre es mejor malo conocido que bueno por conocer, pues nada. Amontonamiento para todos.

Una última más.

Fin.

PS. Se aceptan donaciones para financiar la compra de una cría de cisne.

Anuncios

Un pensamiento en “Keukenhof

  1. Pingback: Madurodam, aventura en miniatura | Una barba en La Haya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s