Cracovia

Desde Praga a Cracovia en un tren nocturno. El trayecto fue largo, y altamente incómodo. Compartiendo compartimento (suena a hechizo de Harry Potter) con un estudiante y un jubilado, no hubo manera de dormir; ni sentidos ni tumbados. Ni con las cortinas echadas. El constante traqueteo en alta definición del tren y sus continuas paradas en las estaciones intermedias hicieron de nuestro viaje de placer una montaña rusa de parque de atracciones. Eso sí, muy puntual y eficiente. Y barato, que es lo que importa al fin y al cabo. A las 6 y media de la mañana llegábamos a Cracovia, disfrutando de un bonito amanecer. No teníamos sueño ni nada…

Cracovia3

Día 1: Qué sueño tengo feat. qué calor hace & qué bonito todo. 

Nada como nuestro hostal, el Hostal Goodbye Lenin Revolution! (no, no es el nuevo Call of Duty), un oasis por construir. Literalmente: están reconstruyendo el edificio. Con obreros polacos colocando baldosines en los pasillos, que entran de repente en tu cuarto de baño para colocar el espejo y despertarte de la siesta. Eso sí, desayuno incluido y relativamente cerca del centro. Ah, y barato. Éramos cinco y la habitación nos costó unos 9 € por noche. Por cierto, aprovecho para mandar saludos a nuestro sexto y desconocido compañero de cuarto. Sus ronquidos fueron la banda sonora de mis noches. Los echo de menos. Bueno, quizás no.

Parque aleatorio de Cracovia. Y a disfrutar.

Parque aleatorio de Cracovia. Y a disfrutar.

El mismo día que llegamos, se celebraba en Cracovia el festival de Juwenalia, destinado al público estudiantil. Consiste en varios conciertos, fiestas… lo típico, vamos. Llegamos justo a tiempo para un desfile de disfraces, en el que todo el mundo demostraba sus dotes para el disfraz. Todo ello a 30 grados centígrados (el paraíso). Los disfraces se los curran un montón y la verdad es que se respira buen rollito en el ambiente. El resto del día fue bastante tranquilo: hacer una visita a una lavandería (que debía ser la única de la ciudad), ver la zona de la estación, pasear por los parques situados alrededor del casco histórico…

Tentempié típico, a menos de un euro. Sabe a pan, básicamente.

Tentempié típico, a menos de un euro. Es una rosquilla de pan y se llama Obwarzanek.

Por la noche, una amiga polaca que habíamos conocido en La Haya (y una de las razones principales de la visita) nos llevó a probar comida típica: un pescado (no recuerdo cuál era, creo que arenque) preparado de mil maneras diferentes, y cerveza mezclada con sirope de frambuesa o gengibre, que la transforman en una bebida dulce y burbujeante. Todos los garitos de Cracovia suelen estar llenos de gente joven, así que no es difícil encontrar un sitio dónde tomar algo o comprar comida (más bien bebida) a horas indecentes de la madrugada.

También vimos Cracovia de noche. Éste es el castillo, iluminado.

También vimos Cracovia de noche. Éste es el castillo, iluminado.

Día 2: ¿Podemos quedarnos a vivir aquí… para toda la vida?

Plaza Central

Plaza Central o Rynek Glowny

Amaneció nublado, y aunque seguía haciendo buen tiempo nos lloviznó un par de veces. En esta ocasión, volvimos a pasear por el casco histórico de Cracovia y visitamos el Castillo de Wavel, de día por fin. No es excesivamente grande, pero es bonito. Te puedes encontrar lo típico: jardines, patios, iglesias, una estatua de Juan Pablo II… También cuenta con un mirador para ver Cracovia desde lo alto, con el río Vístula. Tuvimos que marcharnos antes de tiempo porque habíamos quedado de nuevo con nuestra amiga y llegábamos tarde (una de mis mayores virtudes). En Cracovia también hay una escultura de un dragón, pero no llegamos a verlo. Para la próxima vez.

En la muralla del castillo se puede leer, en un clarísimo polaco, "Pechote".

En la muralla del castillo se puede leer, en un clarísimo polaco, “Pechote”.

Por la tarde, hicimos una visita al Barrio Judío, con sus sinagogas, sus exposiciones sobre el holocausto y demás. La zona también se ha transformado con el ambiente juvenil y presenta mercados de segunda mano, garitos para tomar algo, puestos callejeros de comida, etc. El Zapiekanka consiste en una especie de media baguette con los ingredientes que quieras, al horno. A un precio muy económico. En general, si utilizas el euro cotidianamente, Polonia te parecerá bastante barata.

Cracovia12

De Cracovia no llegamos a ver nada más, porque nos quedaba un último día en Polonia y lo queríamos reservar para hacer a visita a (tachán tachánAuschwitz; y no creo que haya nada memorable que contar del camino hostal-estación, estación-hostal. De nuevo, debo recomendar Cracovia porque es una ciudad sin duda muy acogedora, con un ambiente muy joven y festivo, y porque ofrece muchas cosas nuevas que probar, especialmente en lo que a comida y bebida se refiere.

En Polonia le echan salsa de frambuesa a todo.

En Polonia le echan salsa de frambuesa a todo. La última noche fuimos a un restaurante BIEN y pedí este plato de pato asado con patatas asadas y verduras a la parrilla. Por unos siete euros y medio.

Algo obligatorio imprescindible en Polonia es probar su vodka, que allí se fabrica en diferentes sabores (frambuesa, cereza, limón… también lo tienen en versión normal). El vodka de avellana se suele tomar acompañado de leche, y sabe a Nutella. Probablemente no será muy difícil encontrar algún sitio para tomarse aunque sea un chupito, pero cerca de la Plaza Central hay un local donde los sirven a un euro o dos. También podéis comprar botellas de un litro por unos 6 EUROS y montaros la fiesta por vuestra cuenta.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * *

PS nº1: Irónicamente, y a pesar de que lo escribí bien clarito; Praga (II) y esta entrada no han sido consecutivas, sino que he publicado otras dos. Que no tienen nada que ver.

PS nº2: Sí, era una forma nada discreta de decir ‘hey, ¿por qué no las visitáis?

Anuncios

Un pensamiento en “Cracovia

  1. Pingback: Auschwitz-Birkenau | Una barba en La Haya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s