Remember nº10: Festival Life I Live

Volvemos a la carga una vez más. El Día de la Reina (Koningendag) es el día de fiesta nacional, dónde el naranja inunda las calles, dónde beber en espacios públicos está permitido y dónde todo el mundo está contento y desinhibido (holandeses incluidos) pero primero, hay que celebrar la noche anterior. También conocida como la Noche de la Reina (Koningennacht). Había fiestas repartidas por todo el país, pero nosotros, por comodidad más que nada, nos quedamos a darlo todo en La Haya (en otras palabras, había que madrugar y no hay nada peor contra los madrugones que un viaje en tren a las tantas).

La Haya, iluminada de noche.

La Haya, iluminada de noche.

En La Haya la principal celebración era el Festival Life I Live (algo así como La vida que vivo), una construcción en inglés un tanto complicada de pronunciar con soltura. En su página web tenéis toda la información (en neerlandés, claro) de esta última edición, que puede presumir de haber llenado La Haya colocando nueve escenarios en distintas partes del centro de la ciudad. En general, cada escenario estaba dedicado a un estilo de música. Los grupos del festival son de éstos mega alternativos que no conoce nadie. Literalmente. Sólo había oído hablar de uno: We Have Band (y había escuchado como un par de canciones, tampoco es que fuera muy fan).

Uno de los escenarios, y muchos holandeses.

Uno de los escenarios, y muchos holandeses.

La Haya se llenó también de puestos de comida y bebida de lo más variado (entiéndase: patatas fritas, comida turca, hamburguesas, cervezas, refrescos) y atracciones de feria, aunque a decir verdad las atracciones estaban como en una zona aparte y no fui a visitarlas. Ah, también aparecieron como setas baños públicos en sitios totalmente inesperados. En general todo se debía a la marea naranja y la euforia nacional por la llegada del Día de la Reina, que sin duda fue toda una experiencia.

El cutrebar situado enfrente de mi casa no iba a ser una excepción.

El cutrebar situado enfrente de mi casa no iba a ser una excepción.

En general fue un “festival” entretenido, aunque el tiempo no acompañó y tuvimos que ir a un concierto con cazadora (siguen siendo los Países Bajos, al fin y al cabo). Empezó a eso de las 7 de la tarde, pero realmente la marcha empezó más tarde, ya que tocaban los “grandes grupos”. Eso sí, todas las tiendas cerraron antes, y todo el mundo ya llevaba sus mejores galas naranjas. Dicho de otro modo, no fue el mejor día para hacer un recado o ir a alguna tienda.

Foto superprofunda y megalternativa del concierto de We Have Band. O en otras palabras, me salió una foto desenfocada y quemada por las luces del concierto y el movimiento. Y decidí hacerla colorida.

Foto superprofunda y megalternativa del concierto de We Have Band. O en otras palabras, me salió una foto desenfocada y quemada por las luces del concierto y el movimiento. Y decidí hacerla colorida.

Realmente no hay mucho más que decir. Mucha música, mucha gente, un poco de frío, mucha emoción por el Día de la Reina. Si hubiera tenido lugar otra noche, probablemente hubiera brillado mucho más, pero claro, con el día festivo nacional como competencia, no había nada que hacer. Que conste sin embargo que siempre agradecemos música gratis en la plaza central.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s