Remember nº5: Concierto de Bon Iver

El pasado 5 de Noviembre (cómo pasa el tiempo) asistí a un concierto de Bon Iver, en el Heineken Music Hall de Amsterdam. Teniendo en cuenta que me perdía el de Madrid por estar a unos 1700 kilómetros de distancia, Amsterdam parecía una alternativa más que viable. Si bien al principio tampoco tenía muchas ganas de ir, acabé cediendo porque compramos la entrada un mes y pico antes (tiempo suficiente para aprenderse todas las canciones que no me sabía) y porque la entrada costaba 36 euros.

En general llegar al Heineken Music Hall no fue fácil. Tuvimos que usar el wi-fi gratuito del tren hacia Amsterdam para buscar una forma de llegar, para acabar bajándonos en una parada situada en el medio de la nada. Se llamaba Heineken Arena, pero lo único que veíamos era una especie de polígono industrial. Que no dejara de llover tampoco ayudaba mucho a orientarse (y mucho menos a motivarse para el concierto). Luego descubrimos que nos habíamos bajado una parada antes de lo debido y por lo tanto no nos íbamos a perder el concierto. (Cuando no ves a nadie a tu alrededor pues te asustas, claro).

Sigue leyendo

Anuncios

Remember nº4: Jardines japoneses (Clingendael)

Esta vez toca uno de los mayores atractivos turísticos de La Haya: los Jardines Japoneses o Japanse Tuins, situados en el interior de la finca Clingendael. Dentro de la finca, que es bastante grande, se encuentran distintos jardines, un salón de té, una explanada gigante y la residencia Clingendael (que actualmente es utilizada por el Instituto Clingendael de Relaciones Internacionales).

Sin embargo, los Jardines Japoneses merecen su propia visita (y entrada) aparte, porque sólo permanecen abiertos al público durante un corto periodo de tiempo, concretamente las dos últimas semanas de Octubre, y de Mayo a mediados de Junio. O lo que es lo mismo, unas 8 semanas al año.

Sigue leyendo

Navidad en La Haya

¡Ho ho ho! ¡Feliz Navidad! Hace mucho que no escribo nada de La Haya, sino que me estoy centrando mucho en los viajes varios que estoy haciendo por los Países Bajos y alrededores. Pero, teniendo en cuenta que es Navidad, hice un par de fotos antes de venirme para España (las navidades sin Roscón de Reyes no son navidades) para así enseñarle al mundo como celebran la Navidad en el país de los tulipanes.

Tengo que empezar diciendo que tampoco se esmeran demasiado. No esperéis luces y más luces en todas las calles y celebraciones en cada esquina, sino que son un poco más sobrios. Ellos celebran su Papá Noel (Sinterklaas) el 5 de Diciembre.

Sigue leyendo

Utrecht Express

Y con express me refiero a una hora y media / dos horas literalmente. Digamos que por fallos del horario llegamos a Utrecht a eso de las 4 y claro, estando en Holanda; eso significa que tienes dos horas para disfrutar de las tiendas y una media hora más para que toda iluminación natural desaparezca. Debo decir de antemano que, entre que no iba yo muy por la labor, que el tiempo no acompañó y que lo que vi en ese tiempo no me emocionó demasiado; mi conclusión sobre Utrecht fue que era un lugar muy similar a los demás. Vamos, que podías encontrar lo mismo en cualquier otra ciudad de Holanda.

Utrecht se encuentra como a unos 63 kilómetros de La Haya, y según Wikipedia es una ciudad maravillosa y llena de atracciones turísticas para ver y disfrutar. Así que podemos decir que esta introducción a Utrecht no fue demasiado positiva. Qué le vamos a hacer.

Sigue leyendo

Delft (I)

Ya le iba tocando una entrada a la ciudad vecina, ¿no? Delft está como a unos 8 kilómetros de La Haya pero no se parecen demasiado entre sí. Delft es más pequeño, y de hecho parece estar orientado a eso, a ser una especie de pueblito turístico (aunque es una ciudad como Dios manda) con canales e iglesias. Sin embargo, el IKEA más cercano a la redonda precisamente está precisamente en Delft (y por ello siempre ocupará un lugar especial en nuestros corazones), así que realmente durante tu erasmus una visita a IKEA (y a Delft si sobra tiempo) es más que obligada.

Yo destiné un día entero a IKEA y otro a la ciudad de Delft en sí, y por eso pude verlo con la mayoría de tiendas abiertas y gente en las calles. Digamos que lo más conocido de Delft, aparte de los canales (que hay para aburrir, claro está) es Vermeer (que, por si alguien no lo sabía, nació allí). Pero en fin, vamos al lío.

Sigue leyendo